viernes. 21.06.2024
Fiat 124_1

Presentado en el Salón de Ginebra de 1966, el Fiat 124 se dio a conocer como una berlina media de cuatro puertas y tres volúmenes pensada para sustituir al 1500. Gracias a su bajo peso, de 900 Kg, su motor de 4 cilindros, 1200 cm3 y 60 CV podía alcanzar una velocidad máxima de 145 Km/h. Esta mecánica destacaba por su potencia, su carácter infatigable y su gran fiabilidad. Equipaba una caja de cambios de 4 velocidades y frenos de disco. Como la mayor parte de los Fiat de la época, era de propulsión trasera.

Bajo un diseño convencional para los cánones de la época y un equipamiento espartano, este modelo dio en el clavo convirtiéndose en todo un éxito de ventas ofreciendo una alternativa asequible, fiable, con un mantenimiento sencillo y económico y una fabricación rentable. Todos estos factores contribuyeron a su victoria en el prestigioso certamen “Coche del Año en Europa”, que se atribuyó en 1967.

El Fiat 124 fue un auténtico precursor de la política de plataformas. Basándose en su chasis y su mecánica se lanzaron al mercado una gran variedad de siluetas y versiones pensadas para cubrir necesidades de todo tipo de clientela. Internamente se desarrollaron carrocerías familiares, 5 puertas y “Especial”, además de sus legendarias variantes deportivas.

Fiat 124_2

Pensadas para convencer a los automovilistas más exigentes y sibaritas, la firma comercializó el Fiat 124 Sport Coupé, diseñado por Mario Boano, reconocido por su trabajo en el Ferrari 250 GT y, sobre todo, el mítico Fiat 124 Sport Spider. Con una carrocería elegante y aerodinámica firmada por Pininfarina, era 14 cm más corto que la berlina. Equipaba un motor de 1400 cm3, basado en el de la berlina, que desarrollaba 90 CV y podía llegar a los 170 Km/h, acelerando de 0 a 100 Km/h en 11,8 segundos. Fue todo un éxito incluso en el mercado americano. Su producción se prolongó hasta 1985 y, en 2016, se lanzó un modelo para conmemorar su 50 aniversario.

Además de estas versiones exclusivas, el Fiat 124 se popularizó a escala mundial, cruzando fronteras tan marcadas como la del Telón de Acero. En 1970, Fiat entregó, llave en mano, una fábrica a las autoridades de la Unión Soviética, situada en la localidad de Togliatti, a orillas del Volga. La nueva compañía, VAZ, eligió la base del 124 para crear su nuevo modelo, el Lada Zhiguli, que se fabricó, con variantes en motores, frenos y suspensiones, hasta 2012, totalizando 8 millones de unidades.

En España, el Fiat 124 se fabricó y comercializó como Seat 124 desde 1968, mientras que en Turquía fue producido bajo licencia como Tofas Murat 124. También se manufacturó en Egipto e Irlanda. En India se conoció como Premier 118 NE y en Corea del Sur, se ensambló bajo la denominación Kia 124.

Fiat 124, el automóvil de las mil versiones