miércoles. 12.06.2024
skoda_regreso a la pista_1

El Skoda Sport, construido sobre la fiable plataforma del «Tudor», participó en la célebre carrera de las 24 horas de Le Mans en 1950. Este año, el modelo original meticulosamente restaurado regresa al famoso circuito en la edición de Le Mans Classic 2023, donde el «Pancake» -apodo inspirado en su baja carrocería de aluminio- volverá a llevar su número original, el 44.

24 horas de Le Mans de 1950: Impresionante rendimiento del «Pancake»

En septiembre de 1949, el Skoda Sport biplaza hizo su gran debut en el Gran Premio de Checoslovaquia celebrado en Brno. Combinaba la probada tecnología del «Tudor» con una elegante carrocería de aluminio de perfil bajo, lo que le valió el cariñoso apodo de «Pancake». Propulsado por un motor de cuatro cilindros de 1.089 cc, este coche de carreras único producía 42 CV a 5100 rpm, lo que le llevó al éxito en la categoría de hasta 1.100 cc.

Para mejorar la posición de Skoda en los mercados francés y del Benelux, donde el «Tudor» ya era muy popular, la marca decidió participar en la 18ª edición de la famosa carrera de resistencia, las 24 horas de Le Mans en 1950. Para cumplir el reglamento de la carrera de 24 horas, el «Pancake» fue puesto a punto; se añadieron faros adicionales para las etapas nocturnas y se incorporaron aberturas en la parrilla delantera para mejorar la refrigeración de los frenos de tambor. Incluso con una distancia entre ejes ampliada a 2.150 mm para mejorar la estabilidad, el peso del vehículo, con herramientas y piezas de repuesto, nunca superó los 700 kg. El rendimiento del motor de cuatro cilindros y 1089 cc refrigerado por agua, originalmente de 32 CV a 4.200 rpm, aumentó gracias a una mayor relación de compresión y a una mezcla de combustible de competición de gasolina, etanol y acetona, lo que le permitió alcanzar los 50 CV a 5.200 rpm. Equipado con neumáticos Barum de 15 pulgadas, una instalación eléctrica PAL de 12 V y otros componentes, el Skoda Sport alcanzaba velocidades de hasta 140 km/h. Su bajo consumo de combustible, de unos 12 litros a los 100 km, fue una gran ventaja, ya que redujo al mínimo el tiempo dedicado a repostar durante la carrera.

Los pilotos oficiales Václav Bobek y Jaroslav Netušil se embarcaron en el tradicional Circuit de la Sarthe el 24 de junio de 1950. Compitiendo en la categoría de menos de 1.100 cc, consiguieron la 2ª posición y ascendieron hasta el 5º puesto de la general basándose en el coeficiente de potencia. Sin embargo, después de 13 de las 24 horas, sus esperanzas de un final espectacular se vieron frustradas por un fallo técnico trivial: la rotura del circlip del bulón del pistón. Nadie sabía que esa sería la última salida de un coche checo con un piloto y copiloto checos en las 24 horas de Le Mans hasta muchos años después. El tenso clima político de la «Guerra Fría» frustró los planes de utilizar un par de Škoda Sports modernizados en la carrera de 1951.

skoda_regreso a la pista_2

Le Mans Classic 2023: Hasta 7.000 rpm

El Škoda Sport regresa al Circuito de la Sarthe con motivo de la carrera de Le Mans Classic, celebrada por primera vez en el verano de 2002. Solo podrán participar los modelos que compitieron en la carrera original de las 24 horas. Este evento incluye una serie de carreras con modelos de 1923 a 1981, divididos en seis categorías básicas y varias especiales. Cada categoría dispone de 2 horas y 9 minutos, divididos en tres carreras de 43 minutos. A mitad de cada carrera se realiza una parada en boxes para cambiar de piloto. La carrera final comienza al estilo tradicional de Le Mans, con los pilotos corriendo desde un punto designado hasta sus coches a la señal de salida, antes de arrancar sus motores y salir a la pista.

La edición de 2022 de Le Mans Classic vio el debut de uno de los dos «Pancakes» que habían participado originalmente en las 24 horas de Le Mans de 1950. El coche, meticulosamente restaurado, estaba tripulado por el equipo de Stanislav Kafka y Michal Velebný. El vehículo terminó en 47ª posición y ocupó el puesto 43 de 74 participantes en la clasificación general de la categoría, según un coeficiente que tiene en cuenta la potencia y la cilindrada del motor.

El Skoda Sport se mantiene fiel a su diseño original, confiando en los amortiguadores de palanca originales y en la dirección helicoidal. En las pruebas de frenado, el motor de cuatro cilindros alcanzó las 7.000 rpm. El viernes 30 de junio de 2023, la carrera de la Clase 2 comenzará a las 17:45, con coches fabricados entre 1949 y 1956. El Skoda Sport, tripulado por el equipo Kafka/Velebný, volverá a llevar su número original, el 44.

skoda_regreso a la pista_3

Multitud de festividades

El atractivo de Le Mans Classic se ve reforzado por las celebraciones del centenario de la legendaria carrera de 24 horas. Un gran despliegue espera a los espectadores, con más de 800 coches históricos, representantes de las 17 marcas inaugurales y una colección de casi 90 coches -incluidos 65 modelos victoriosos de pasadas ediciones de Le Mans- que marcan el centenario de Le Mans Classic.

El Skoda Sport compite en Le Mans Classic 2023