martes. 21.05.2024
alpine_hypercar_1

Las carreras de resistencia están entrando en una nueva edad de oro y Alpine está deseando formar parte de esta historia. Tras diez años de colaboración con Signatech, Alpine está escribiendo un nuevo capítulo en su aventura en la fascinante disciplina de las carreras de resistencia.

Desde que fue fundada por Jean Rédélé, Alpine ha querido llegar a lo más alto. Fruto de una estrategia ambiciosa, Alpine es uno de los únicos equipos que ha competido simultáneamente en varios Campeonatos del Mundo de la FIA durante los últimos tres años. Esto ha sido gracias a la introducción de reglamentos innovadores que permiten establecer sinergias entre sus programas.

Nacidas de la competición, las ambiciones de Alpine están vivas y crecen. El motorsport no es sólo una afición, sino que corre por las venas de la marca e impregna su ADN. Cuarenta y cinco años después de su histórica victoria en las 24 Horas de Le Mans, Alpine presenta A424_β, el precursor del Hypercar destinado a desafiar a los más grandes equipos a partir del año que viene.

Fiel a sus valores, este nuevo prototipo proyecta a Alpine hacia el futuro al tiempo que sigue los pasos de las últimas creaciones como Alpenglow y A290_β. Atrevido, elegante y distintivo con su diseño emblemático e icónico, encarna tanto el presente como el futuro gracias a la implicación e inversión de nuestros diseñadores en su desarrollo.

Desde hace casi dos años este proyecto es también una tremenda aventura humana al servicio de las ambiciones más allá de los circuitos. Nuestros colaboradores y socios trabajan sin descanso para que el acontecimiento sea un éxito. Ya es un éxito desde el punto de vista visual, pero ahora se redoblan los esfuerzos para que lo sea desde el punto de vista deportivo a partir del año que viene.

alpine_hypercar_2

ALPINE EN LAS CARRERAS DE RESISTENCIA

Para apoyar su desarrollo, Alpine siempre se ha apoyado en la competición, especialmente en las carreras de resistencia, donde la marca ha escrito algunas de las mejores páginas de su historia deportiva.

1962-1969

En 1962, Jean Rédélé inició el desarrollo de Alpine M63, el primer modelo de un prototipo propulsado por un motor Gordini de 996 cm3. Al año siguiente, Alpine debutó en las 24 Horas de Le Mans. Su estrategia centrada en la ligereza, la finura aerodinámica y la cilindrada reducida le permitió ganar rápidamente el "Índice de Eficiencia Energética" y el "Índice de Rendimiento". El modelo Alpine M65 de Lucien y Mauro Bianchi también ganó las carreras scratch de las 500 Millas de Nürburgring de 1965. Después, Alpine A210 entró en escena, iniciando una larga serie de éxitos en Europa y en la región de la Sarthe hasta 1969.

1973-1978

En 1973, se presentó Alpine A440 con un objetivo claro: ganar el Campeonato Europeo de Sport-Prototipos de 2 litros antes de diseñar un coche capaz de ganar en Le Mans. Al año siguiente, el título europeo fue a parar Alain Serpaggi con su A441 y la marca se lanzó al desarrollo de un nuevo motor turboalimentado de 1996 cm3 que desarrollaba 490 CV y que se instaló en el chasis de Alpine A441 Turbo en 1975, y después en A442, que compitió en el Campeonato del Mundo de Marcas a partir de 1976. Este último lograría la pole position en sus primeras 24 Horas de Le Mans. Alpine se concentró entonces exclusivamente en este evento, mientras que su coronación llegó en 1978 con Alpine A442B pilotado por Jean-Pierre Jaussaud y Didier Pironi.

1979-1994

Una vez alcanzados sus objetivos, el equipo se volcó de lleno en la Fórmula 1, donde impuso su dominio del turbo. Al mismo tiempo, los modelos privados siguieron compitiendo en las 24 Horas de Le Mans hasta 1994.

2013-2020

Alpine vuelve oficialmente a la competición para acompañar su renacimiento. Alpine A450 se dio a conocer inmediatamente con dos títulos consecutivos de las European Le Mans Series en 2013 y 2014. Tras un podio en LMP2 en Le Mans, el equipo Signatech-Alpine entró en el Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA. En 2016, Alpine A460 ganó en la Sarthe y se hizo con los dos títulos mundiales de su clase con Nicolas Lapierre, Gustavo Menezes y Stéphane Richelmi. En 2017, Alpine A470 también disfrutó del éxito en manos de Pierre Thiriet, Nicolas Lapierre y André Negrão con una victoria para celebrar el cuadragésimo aniversario del triunfo de 1978. El trío repitió la hazaña doce meses después, alzándose con las coronas de pilotos y equipos en la temporada 2018-2019.

2021-2024

Alpine se enfrenta a la categoría reina del FIA WEC y a las 24 Horas de Le Mans a partir de 2021. En dos temporadas, Alpine A480 llegó a lo más alto con un podio general en la doble cita de la Sarthe, seguido de dos victorias históricas en Sebring y Monza en 2022. Subcampeón del mundo, Alpine descendió de categoría en 2023 para preparar su llegada a la categoría Hypercar con A424, desarrollado por Alpine y dirigido por el talentoso equipo Signatech.

A290_β

Sesenta años después de su primera participación en las 24 Horas de Le Mans, Alpine ha presentado A424_β para adelantar su apuesta en la categoría reina del Campeonato del Mundo de Resistencia de la FIA.

A424_β es la quintaesencia del arte automovilístico y deportivo de Alpine, tanto estética como técnicamente. De forma creativa prefigura la futura firma luminosa de Alpine en un frontal impactante y con personalidad, mientras que la zaga revela dos ‘A’ espectaculares. El motivo triangular, eco de los copos de nieve de Alpine, también es evidente en el tratamiento de las aletas traseras y el alerón trasero.

Alrededor del habitáculo, los pilotos de Alpine Endurance Team ocuparán su lugar en el corazón de una carrocería que ha sido refinada, purificada y suavizada, como la de un superdeportivo de carretera. Los laterales también se inspiran en los de Alpenglow, el concept-car que marcó el camino a seguir de Alpine al encarnar el fascinante futuro de los modelos de producción y competición de la marca.

Alpine desvela su futuro hypercar A290_β