domingo. 23.06.2024
Mercedes-Benz

Aumenta el atractivo de la Clase E Coupé y Cabrio

El coupé y el cabrio de la Clase E de Mercedes-Benz representan la vertiente más sugestiva de esta familia de automóviles de gama alta. La reestilización consta de numerosas medidas que convierten ambas versiones en vehículos de ensueño más codiciables que nunca.

El coupé y el cabrio de la Clase E de Mercedes-Benz representan la vertiente más sugestiva de esta familia de automóviles de gama alta. La reestilización consta de numerosas medidas que convierten ambas versiones en vehículos de ensueño más codiciables que nunca. Se ha acentuado el perfil deportivo del diseño, en especial los elementos del frontal. Los faros con tecnología LED integral incorporados de serie cuentan ahora con carcasas más planas. Además, se ha modificado la disposición interior de los elementos luminosos en las luces traseras LED. En el marco de la reestilización se han asumido asimismo en los modelos de dos puertas las modificaciones más importantes introducidas con las otras versiones de la carrocería. Entre estas medidas se cuentan los motores electrificados para optimizar su eficiencia, tanto de gasolina como diésel, incluyendo el alternador arrancador integrado, la nueva generación de sistemas de asistencia a la conducción y el sistema de infoentretenimiento MBUX (Mercedes-Benz User Experience). El coupé y el cabrio de la Clase E llegarán a los concesionarios europeos en otoño de 2020.

En el marco de las medidas de actualización se han reforzado los aspectos sugestivos del diseño de ambos modelos de ensueño. La Clase E Cabrio con capota clásica de lona brinda una generosa habitabilidad para un máximo de cuatro personas, que pueden disfrutar de un confort elevado en largos recorridos durante todo el año. Si el cliente lo desea, puede equipar su cabrio con el sistema de paravientos con accionamiento eléctrico Aircap y la calefacción del espacio de la cabeza Airscarf. También contribuye a la idoneidad sin restricciones para todas las estaciones del año la capota insonorizante incorporada de serie, que asegura un confort acústico ideal en el habitáculo. Su estructura, formada por varias capas con sofisticado aislamiento térmico, mejora al mismo tiempo el confort climático con independencia del clima en el exterior y reduce el ruido aerodinámico y el ruido de marcha. De esa manera hace posible mantener una conversación relajada a bordo del vehículo, incluso a altas velocidades. Con su expresiva silueta de coupé, un diseño claro y sensual y un elevado confort para sus cuatro ocupantes, la Clase E Coupé combina la belleza y las virtudes clásicas de un Gran Turismo con tecnología ultramoderna.

DISEÑO MÁS PERFILADO Y PARRILLA DE EFECTO DIAMANTE

Las medidas de actualización y acentuación del diseño se aprecian especialmente en el frontal de la Clase E Coupé y Cabrio. La impresión de dinamismo se ve acentuada por los faros más aplanados, que utilizan de serie técnica LED integral. Estos faros LED High Performance dejan a la vista la calidad de sus componentes interiores. Entre los atributos de diseño típicos de Mercedes-Benz se cuentan los faros en forma de antorcha y dos elementos pasivos, que asumen una función de iluminación en combinación con los faros Multibeam LED opcionales.

La nueva parrilla de efecto diamante, que forma también parte del equipamiento de serie en todas las versiones, destaca por su contorno especialmente dinámico en forma de «A». La parrilla consta de pasadores cromados, una lama y una estrella central.

Un rasgo destacado de la nueva y musculosa zaga es la disposición interior completamente modificada de las luces traseras de dos piezas con tecnología LED. El módulo de la estrella con cámara de marcha atrás integrada se monta en la tapa del maletero.

En el marco de la reestilización del coupé y el cabrio de la Clase E se introducen cuatro nuevos colores para la pintura: plata hightech, gris grafito metalizado, plata Mojave y rojo Patagonia (designo). También crece la oferta de llantas, incluyendo versiones con propiedades aerodinámicas optimizadas, cuya configuración especial ayuda a ahorrar combustible y, por consiguiente, a mejorar la compatibilidad medioambiental del vehículo.

El habitáculo del coupé y el cabrio combina como hasta ahora un estilo moderno con lujo deportivo. La conformación básica del interior es diáfana. La sección superior del tablero de instrumentos parece flotar libremente y se apoya sobre un elemento de adorno de generosas dimensiones que se prolonga sin solución de continuidad en las puertas. La calidad de los materiales seleccionados y su acabado preciso con calidad artesanal subrayan el carácter deportivo y elegante del vehículo y destilan máxima impresión de valor. Nuevas molduras en madera de fresno gris de poros abiertos y en aluminio claro con estructura de carbono revalorizan el interior.

Los asientos conjugan la idoneidad para largos recorridos típica de Mercedes-Benz con un diseño vanguardista, como corresponde a las expectativas de confort de los usuarios, y ofrecen al mismo tiempo una buena sujeción en situaciones dinámicas de conducción. Un equipo especialmente inteligente es el ajuste adaptativo del asiento del conductor. Basta con introducir la estatura del ocupante en el visualizador de medios, o por medio de Mercedes me, para que el asiento se desplace automáticamente a una posición generalmente idónea, de modo que el conductor puede limitarse a realizar pequeños reajustes.

Los asientos deportivos de diseño integral cuentan con vigorosos elementos laterales y reposacabezas integrados. El contorno de los asientos sigue los acusados apoyos laterales. La sección central consta, en función del equipamiento, de módulos transversales deportivos o de modernos módulos longitudinales. El color de la sección central del respaldo y de la banqueta armoniza con la configuración general de los asientos. Es posible elegir entre numerosas combinaciones de materiales, de tela a símil de cuero Artico para el cabrio).

NUEVA GENERACIÓN DE SISTEMAS DE ASISTENCIA A LA CONDUCCIÓN

La nueva Clase E sale a la venta equipada con la generación más reciente de sistemas de asistencia a la conducción de Mercedes-Benz, que ofrecen asistencia cooperativa al conductor. De aquí resulta un nivel especialmente elevado de seguridad activa, pues el coupé y el cabrio pueden intervenir con rapidez e inteligencia si el conductor no reacciona. La detección Hands-off del volante utiliza ahora sensores capacitivos, lo que aumenta el confort de manejo durante la conducción parcialmente automatizada. Si el conductor quiere señalizar a los sistemas de asistencia que desea hacerse cargo personalmente de la conducción de la Clase E, basta con colocar las manos en el volante. Hasta ahora era necesario transmitir para ello un cierto par mediante el volante, es decir, realizar un pequeño giro. En el aro del nuevo volante (información más detallada en el siguiente capítulo) se ha integrado una esterilla con los sensores correspondientes. Su función consiste en registrar el agarre del volante. Si el sistema reconoce que el conductor separa las manos del volante durante un periodo de tiempo determinado, se inicia una cadena de advertencias que, en caso de prolongarse la inactividad del conductor, puede conducir en definitiva a la activación del asistente de parada de emergencia.

La Clase E está equipada de serie con el asistente de frenado activo. En numerosas situaciones, este equipo puede iniciar un frenado autónomo para impedir una colisión o, al menos, para reducir su gravedad. Este sistema reacciona asimismo ante vehículos detenidos y ante peatones que cruzan la calzada, y puede frenar con autonomía al circular a la velocidad habitual en el tráfico urbano, e incluso evitar colisiones, si lo permite la situación. En el marco del paquete de asistencia a la conducción, esto es posible también si se desea girar cruzando el carril de circulación en sentido contrario. Otras funciones de Intelligent Drive pueden implementarse como equipo opcional dentro del paquete de asistencia a la conducción.

MÁS CONFORT EN EL INTERIOR

A partir de la reestilización, la Clase E equipa un volante inteligente de diseño completamente nuevo. Este volante está disponible con acabado en cuero y en una ejecución Supersport. Las superficies de mando son de color negro de alto brillo, y los elementos de adorno y los rebordes de color silver shadow. Para accionar las funciones de mando del cuadro de instrumentos y el visualizador de medios se utilizan elementos de control táctiles de tipo capacitivo, y no óptico como hasta ahora.

Los compradores de la nueva Clase E tienen a su disposición la generación más reciente del sistema multimedia MBUX (Mercedes-Benz User Experience). Este equipo está dotado de serie de dos pantallas grandes de 10,25 pulgadas/26 cm, dispuestas en paralelo para crear un impresionante efecto de pantalla ancha. Como opción pueden sustituirse por dos pantallas de formato 12,3 pulgadas/31,2 cm. La información del cuadro de instrumentos y del visualizador de medios es fácil de consultar en las pantallas de alta definición. Sugestivas imágenes y animaciones con gráficas brillantes de alta calidad facilitan la comprensión del intuitivo concepto de manejo.

El control de confort Energizing conecta en red diversos sistemas de confort en el vehículo y hace uso de los equipos de iluminación y reproducción de música y de diferentes funciones de masaje para satisfacer las exigencias individuales de bienestar. Una novedad en la Clase E Coupé y Cabrio es el sistema Energizing Coach, basado en un algoritmo inteligente que recomienda uno de los programas disponibles de acuerdo con la situación y las preferencias individuales. Si se ha vinculado un dispositivo Garmin® Wearable compatible se tienen también en cuenta determinados valores personales para la recomendación, como el nivel de estrés o la calidad del sueño. El objetivo perseguido con este sistema es que el conductor se sienta a gusto y llegue relajado a su destino, incluso si recorre trayectos complicados o monótonos.

URBAN GUARD

Ambos paquetes, la protección del vehículo Urban Guard y la versión Plus, permiten una supervisión integral y permanente del vehículo estacionado en combinación con Mercedes me. Este sistema comprende una alarma antirrobo, una protección antirremolque con advertencia óptica y acústica si se detecta un cambio de posición, una sirena de alarma, una alarma volumétrica —que se dispara si detecta movimiento en el habitáculo— y la preinstalación para reconocimiento de robo y de colisiones con el vehículo aparcado. Los sensores del vehículo registran golpes o intentos de remolcado del vehículo estacionado y bloqueado, así como intentos de intrusión en el interior del vehículo. Una vez activado, este servicio comunica de forma detallada cualquier incidencia al conductor a través de la Mercedes me App. Por ejemplo, envía un mensaje Push en el que informa de la gravedad del deterioro sufrido y de la sección del vehículo afectada. En el momento en que se arranca de nuevo el vehículo aparece esta información una sola vez en el visualizador de medios.

 

Aumenta el atractivo de la Clase E Coupé y Cabrio