jueves. 25.04.2024

Un día difícil en Montreal para McLaren, tanto para Fernando como para Stoffel, que han soportado sendas carreras difíciles. 

Ambos pilotos han coincidido en que las oportunidades de adelantamiento han sido pocas esta tarde y que ninguno de los dos ha podido hacer grandes progresos sin la ayuda de una buena estrategia. Fernando ha escalado tres posiciones tras su primera parada y ha aprovechado las oportunidades en la ventana del Coche de Seguridad, pero al final no ha sumado puntos. Ha visto obligado a retirase en la vuelta 41 debido a la ruptura del tubo del refrigerador que le ha hecho perder presión de alimentación. 

Stoffel ha tenido un pinchazo de la rueda delantera derecha tras pasar por encima de los escombros del incidente de la primera vuelta y ha tenido una parada lenta en boxes que le ha dejado en la parte trasera de la carrera. Una situación que le ha dejado pocas oportunidades de adelantar durante gran parte de la carrera. Además, ha pasado las últimas vueltas de la carrera con un problema de administración eléctrica intermitente, lo que ha significado que no haya podido llevar el coche al límite. Ha terminado la carrera en el 16º lugar.

Fernando Alonso ha declarado: “La carrera ha sido divertida al principio, especialmente tras la reanudación, cuando hemos adelantado tres coches en dos curvas. Sergio [Pérez] estaba sobre la hierva de lado y ha vuelto a la pista, por lo que era difícil anticipar qué dirección tomaría. Luego, a mitad de la carrera, he sentido una pérdida de potencia y me han dicho que me retirara”. 

“Es triste, es frustrante y estoy decepcionado con este resultado. No éramos competitivos este fin de semana. Necesitamos encontrar más rendimiento en el coche y una manera de ser competitivos. La fiabilidad también es importante, ya que a principios de temporada vimos cuántos puntos sumamos y cuántos hemos perdido en las dos últimas carreras, al retirarnos hoy y en Mónaco, cuando estábamos en la séptima posición”. 

“Hay algunas áreas del coche en las que tenemos que seguir trabajando y mejorando, y veremos qué pasa en los próximos meses”. 

“Volaré a Francia esta noche, ya que mañana tengo que estar en Le Mans. Será un lunes ajetreado y una nueva experiencia, y definitivamente estoy esperando que llegue”.

Día difícil para McLaren en Canadá