domingo. 19.05.2024

Este año, Skoda Auto celebra el 125 aniversario de su fundación en 1895. Desde entonces, muchos vehículos se han ganado un lugar especial en la historia de la empresa. Uno de esos modelos es el Skoda Sport, que participó en las 24 horas de Le Mans en 1950. En el último reportaje de Skoda Storyboard, una leyenda de las carreras comparte sus impresiones del coche: Hans Joachim Stuck, ex piloto de Fórmula 1,18 veces competidor de Le Mans y dos veces ganador de la famosa carrera de resistencia, da un paseo con el Skoda Sport. Además, Michal Velebny, director del taller de restauración de Skoda y nieto del entonces Ingeniero jefe de diseño Josef Velebny, informa sobre su relación muy especial con el Skoda Sport.

Los corazones de los entusiastas de los automóviles latirán más rápido nada más comenzar a ver el nuevo vídeo del Storyboard de Skoda. Un paisaje montañoso iluminado por el sol puede verse justo antes de que el sonido de un motor atraviese el panorama. Es el motor del Skoda Sport, el histórico coche de carreras que Skoda envió a Le Mans en 1950. Al volante: Hans-Joachim 'Strietzel' Stuck, piloto de Fórmula 1, 18 veces competidor de Le Mans y dos veces ganador del clásico de resistencia en el Sarthe.

 

 

El Skoda Sport de 600 kg con su motor de cuatro cilindros y un refrigerador de agua de 1,1 litros no ha perdido nada de su atractivo: Hans-Joachim Stuck dice: "Conducir este coche es increíblemente divertido, realmente fantástico". Al mismo tiempo, el experimentado deportista puede apreciar lo que significaba para los conductores en ese momento competir en una carrera de 24 horas en un vehículo de este tipo y rinde homenaje a los "héroes de antaño" por sus logros.

Michal Velebny, director del taller de restauración de Skoda, habla sobre el vehículo desde otra perspectiva emocionante: como nieto de Josef Velebny, responsable del desarrollo del Skoda Sport e ingeniero jefe en ese momento, que reconstruyó el vehículo con la ayuda de un amigo.

El 24 de junio de 1950, el coche estaba bien preparado para su misión en Le Mans: después de 13 horas de carrera, Václav Bobek y Jaroslav Netusil se habían abierto camino hasta el segundo lugar en la categoría

 

Hans-Joachim Stick, expiloto de F1 conduce un Skoda Sport de 1950