viernes. 23.02.2024
isidre esteve_repsol toyota rally team_1

El equipo español, impulsado por el combustible renovable de Repsol, afronta la carrera más dura del mundo con optimismo, tras una positiva temporada de preparación. 

El Repsol Toyota Rally Team ha iniciado este miércoles la cuenta atrás para el Rallye Dakar 2024, y lo ha hecho de una manera especial, circulando por las calles y los puntos más emblemáticos de Barcelona con el Toyota Hilux T1+ que pilotarán Isidre Esteve y Txema Villalobos en la aventura más extrema del motorsport. De este modo, el equipo español ha querido calentar el ambiente a una semana y media de que los participantes europeos del Dakar embarquen –como novedad de este año– sus vehículos desde la capital catalana para dirigirse a Arabia Saudí, donde arrancará la competición el próximo 5 de enero.
Para el piloto de Oliana (Lérida), será su 19ª participación, la novena en coche, y con la misma ambición e ilusión de siempre. Con el apoyo inquebrantable de Repsol, MGS Seguros, Toyota Gazoo Racing España y KH-7, Esteve está convencido de que ha dado un salto cualitativo que ha de permitirle luchar por el top 20 en el rallye-raid más duro del mundo. De conseguirlo, superaría su mejor resultado anterior en coche en el Dakar, la 21ª posición que logró en 2018 y 2019, y el 34º puesto absoluto (24º entre los coches de la categoría T1) de 2023. “Entrar en el top 20 del Dakar es uno de los objetivos del equipo. Es verdad que hay muchos pilotos y muchos coches con una calidad de prestaciones muy parecida, y que los diez primeros son equipos profesionales de fábrica. Todo el mundo quiere hacerlo bien y todos mejoran, pero nosotros también. Sería un gran resultado y estamos preparados para conseguirlo”.

isidre esteve_repsol toyota rally team_2

El optimismo del Repsol Toyota Rally Team se ve respaldado por la positiva temporada de preparación llevada a cabo en la segunda mitad de 2023. El equipo se puso en marcha el pasado mes de julio, en la Baja Aragón, donde se mostró más veloz y con más ritmo que nunca en pista. Luego, en octubre, Esteve y Villalobos confirmaron las buenas sensaciones en el Rallye de Marruecos, donde siguieron progresando. Después de un año de experiencia con el competitivo Toyota Hilux T1+, el equipo ha avanzado mucho en la puesta a punto del vehículo. “Por un lado, hemos mejorado mi posición dentro del coche, que me permite pilotar más cómodo. Por otro, hemos encontrado un reglaje de suspensiones que me gusta más, que hace más sensible el coche y que me da más confianza, aunque sea más adecuado para pista que para desierto abierto al ser más rígido. En este sentido, ahora tenemos las ideas mucho más claras”, expone.
No obstante, existe un aspecto todavía más importante para él, como es la configuración de los mandos adaptados por Guidosimplex en el volante del Toyota. El reto del piloto ilerdense en el Dakar es competir en igualdad de condiciones con los mejores, con un vehículo tan competitivo como el de los demás pilotos punteros, pero con una salvedad: Esteve tiene que conducir sirviéndose únicamente de sus manos para accionar el freno y el acelerador –situados en el volante–, al mismo tiempo que controla la dirección, el cambio de marchas y el freno de mano. Eso hace que su pilotaje sea toda una proeza, y conlleva un sobreesfuerzo físico enorme que se pone a prueba etapa tras etapa, una muestra más de su tenacidad y enorme capacidad de superación.  “Uno de los puntos más delicados para mí es la sensibilidad del sistema de frenado. Trabajamos constantemente con los mecánicos para mejorar este apartado. Y por fin hemos encontrado un compromiso que, además de frenar cuando hace falta, me permite usar el freno para conducir el coche, para colocarlo”. Eso le ayuda a competir sin barreras, en un deporte plenamente inclusivo como las competiciones off-road.


Por otra parte, las competiciones previas y los test realizados durante este 2023 han confirmado el buen trabajo realizado por Repsol en la formulación de los lubricantes y el combustible renovable utilizados desde el primer día en el Toyota Hilux T1+. Las exigentes condiciones de los rallye-raid suponen un durísimo banco de pruebas para su desarrollo y para validar su rendimiento. Especialmente en un producto tan innovador y avanzado como el combustible renovable de Repsol, producido en un 70% a partir de residuos orgánicos. “Tampoco hemos parado de trabajar en el desarrollo del nuevo combustible renovable de Repsol. Estamos muy contentos, tanto nosotros como nuestros ingenieros de Toyota, porque nos ofrece un rendimiento excepcional. Además, para nosotros utilizar un combustible renovable es una responsabilidad para contribuir a reducir las emisiones, un compromiso de todos que nos enorgullece”, asegura.
El Dakar 2024 será la 46ª edición de la legendaria carrera, la quinta celebrada en Arabia Saudí. Los participantes embarcarán sus vehículos en el puerto de Barcelona entre el 30 de noviembre y el 2 de diciembre, y la prueba arrancará el 5 de enero desde la milenaria ciudad de Al-Ula, escenario de la etapa prólogo y de la salida de la primera de las doce etapas de competición. Después de casi 5.000 kilómetros cronometrados y alrededor de 8.000 kilómetros en total, el Dakar finalizará el 19 de enero en Yanbu, a orillas del mar Rojo.
El recorrido de las especiales será nuevo en un 60%. Como novedad, este año habrá una etapa maratón en el desierto del Empty Quarter (“lugar vacío”) que estrenará un nuevo formato, denominado “crono de 48 horas”. Será la etapa 6, el 11 y 12 de enero, antes de la jornada de descanso. En lugar de un único vivac para toda la caravana, habrá seis distintos. Cuando el reloj marque las 16h, los pilotos estarán obligados a detenerse en el próximo vivac, como si fuera un toque de queda, antes de reanudar la etapa a las 7h del día siguiente. Así pues, no se dispondrá de una clasificación parcial, sino que el resultado será el global de “48 horas”, tras cerca de 600 kilómetros de especial. “La primera parte de la carrera será muy interesante, porque, con el nuevo formato, el paso por el Empty Quarter será mucho más completo, después de la toma de contacto del año pasado. La organización siempre aporta cosas nuevas, así que espero una carrera muy bonita que nos permita ver realmente la competitividad del Toyota Hilux T1+. Eso sí, espero que no llueva, para que las trazadas no queden marcadas y la navegación sea más importante”.

Isidre Esteve sorprende por las calles de Barcelona