jueves. 11.08.2022
rallye safari kenya_WRC_1

Por segundo año consecutivo y después de tres décadas, el Rallye Safari ha consagrado al equipo Toyota con una aplastante victoria, colocando cuatro Yaris en las cuatro primeras posiciones, liderados por un extraordinario Kalle Rovanpera que conseguía la cuarta victoria de la temporada, que le catapulta en la clasificación general de un campeonato cuyas siguientes citas, son en terreno nórdico. 

ULTIMO NAIVASHA 

Los rumores que circulaban por todos lados apuntan a que todos los escándalos logísticos de Naivasha ya no lo serán mas, dado que la prueba emigra a lugares más accesibles de la costa del Indico, aunque no se ha concretado la localidad exacta donde se ubicará. 

rallye safari kenya_WRC_2

DURO, MUY DURO… 

Por tercera vez esta temporada, lo más destacado de la lista de inscritos era el presumible duelo Sebastien Ogier – Sebastien Loeb, aunque a medida que transcurrían los tramos, esto ha pasado a un segundo plano dada la dureza de una prueba, ya que todos se concentraban en cubrir el trámite con el menor número de problemas posibles. 

Loeb pronto se vió penalizado por graves problemas eléctricos en el Puma que culminaron con el abandono del francés, al que siguió el de su compatriota y compañero de equipo, Adrien Fourmaux, con la transmisión rota y los pinchazos de Greensmith que le costaron 15 minutos, aunque se mantenía en carrera, todo lo contrario que Breen el cual también se dejaba 10 minutos de penalización al abandonar en la última especial. Finamente Loeb conseguía ser segundo en la Power Stage. 

En Hyundai, todo un poema, cuando la caja de cambios de Tanak se partía en dos, aunque una reparación de urgencia permitía al estonio continuar en carrera con una llave de ruedas por palanca. 

A pesar de un pinchazo en la Súper Especial de Nairobi, Rovanpera conseguía sobreponerse a todos los inconveniente y se colocaba líder, posición que fue ya definitiva para sus intereses. 

rallye safari kenya_WRC_3

OBETIVO SOBREVIVIR… 

La segunda etapa se mostraba muy desafiante dado el kilometraje de los tramos, a lo que posteriormente se sumó la lluvia que convirtió el rallye en un verdadero órdago a la supervivencia. 

Después de un pinchazo, el i20 de Neuville comenzó a perder potencia a consecuencia de la arena que había entrado al motor, para finalmente estrellarse contra un árbol y centrarse en la Power Stage, en la que finalmente, lograba imponerse. 

En este punto Tanak ya había abandonado definitivamente con la transmisión rota, para volver a hacerlo en los primeros compases de la última etapa y Oliver Solberg se mantenía como único representante, pero desde posiciones muy retrasadas, por los múltiples problemas mecánicos. 

Un pinchazo de Evans y otro de Katsuta, donde se dejaban medio minuto, permitían a Rovanpera afrontar la última jornada con una ventaja lo suficientemente amplia para limitarse a gestionarla sin riesgos. 

rallye safari kenya_WRC_4

PLATA Y BRONCE 

El piloto polaco Kajetanowizc, a los mandos de un Skoda Fabia Rally2 se imponía en la categoría WRC2, con veinte minutos de diferencia sobre el segundo clasificado, el estadounidense Sean Johnston, con un C3,  lo que le permite instalarse como líder del campeonato, dado que ninguno de sus máximos rivales se desplazó hasta Kenia. 

La categoría WRC3 se la adjudicó a la keniata Maxine Wahome, convirtiéndose en la primera mujer en ganar una categoría WRC del Rallye Safari. 

Texto y fotografías: Luis Eiriz

Rallye Safari Kenia: Kalle “el africano”