domingo. 19.05.2024

Además de cumplir 125 años desde la fundación de la compañía, este año Skoda Auto celebra también otras efemérides, incluyendo la primera participación en el Rally de los Alpes Austríacos (Osterreichische Alpenfahrt) en 1910, que en esa época era considerado como uno de los retos más duros que existían para el hombre y la máquina. Laurin & Klement, la marca fundadora detrás del actual fabricante automóvil, dejó su huella en todas y cada una de sus cinco participaciones en el Alpenfahrt de 2.932 kilómetros, en parte gracias al hecho de tener al fenomenal Conde Sascha Kolowrat-Krakowsky al volante.

A principios del siglo XX, en los días pioneros del automóvil, los Alpes, con sus pasos de montaña sin pavimentar y sus pendientes formidables, proporcionaron el telón de fondo de algunas de las carreras más duras del mundo. Estas incluían la famosa etapa de montaña del arduo Semmering, que conectaba Baja Austria con Estiria. Laurin & Klement celebraron su notable éxito en el circuito de diez kilómetros el 20 de septiembre de 1908, apenas tres años después de empezar la producción de coches en Mladá Boleslav; la marca de bohemia no solo consiguió ganar en las tres categorías en las que participó con sus coches de carreras y turismos especiales: también conquistó las segundas y terceras posiciones.

Sin embargo, el Rally de los Alpes Austríacos, que celebró su estreno el 26 de junio de 1910, pronto demostró ser aún más difícil. Saliendo de Viena, la ruta pasaba por Baja Austria y Estiria, Carintia y la región de Salzburgo. Después de tres días y 867 kilómetros, solo 14 de los 23 participantes habían vuelto al punto de salida. Por el camino, se habían enfrentado a un empinado terreno montañoso con muchos ascensos, incluido el Paso de Katschberg.

El equipo de Mladá Boleslav envió tres vehículos Laurin & Klement a la línea de salida - vehículos similares a los modelos de serie con motor de 20 caballos. Uno de los coches lo conducía el Conde Sascha Kolowrat-Krakowsky, un checo nacido en EE.UU. que, además de ser un apasionado de las motocicletas y de las carreras de coches, pasó a la historia como fundador de la industria cinematográfica austríaca y descubridor de Marlene Dietrich. El Conde Sascha consiguió acabar el Alpenfahrt sin acumular ni un solo punto de penalización. Los dos otros Laurin & Klement, conducidos por el Conde croata Paul Draskovh

Laurin & Klement celebran el éxito en el rallye más duro de su historia