lunes. 30.01.2023
laia sanz_rallye dakar_astara_1

Laia Sanz, piloto del Astara Team en el Dakar, espera dar un paso adelante en la que será su decimotercera participación en esta prueba. Para ello contará con el respaldo del Astara Team, con una potente estructura liderada por la estructura al completo – liderada por Gonzalo de André. Y competirá al volante del Astara 01 Concept, un coche que ha demostrado ser competitivo y sostenible. Para Laia, “correr con un coche alimentado con e-fuel es una alternativa muy interesante, porque no exige cambiar ni la mecánica ni el tipo de motor. Adaptar todo el parque móvil a otra tecnología es algo que puede llevar mucho, mucho tiempo. Utilizándolo en el Dakar demostramos que es perfectamente viable”.

Laia espera finalizar la prueba entre los quince primeros, aunque avisa que la edición de este año “será más dakariana y dura que los anteriores”.

Afrontas tu Dakar “12+1” con un nuevo proyecto, ¿qué es lo que te llevó a fichar por el Astara Team?

“No tengo manías con el 12+1, para mí es el decimotercer Dakar. Estoy muy contenta y con muchas ganas de ir con el Astara Team. El año pasado el objetivo era acabar y aprender, para luego poder dar un paso adelante en cuanto a equipo y coche, con el nuevo reglamento. Tenía claro que tenía que dar un paso, ir con un coche con rueda grande. Nuestro Astara 01 Concept es un buggy muy diferente a lo que había probado hasta ahora, pero creo que nos va a dar la posibilidad de luchar por estar más adelante, que es lo que quería”.

En 2022 hiciste tu primer Dakar en coches, ¿qué fue lo más importante que aprendiste y dónde ves mayor margen de mejora?

“La verdad es que creo que aprendí muchas cosas: el simple hecho de pasar horas al volante, de hacer kilómetros… me enseñaron mucho. Y creo que tengo margen para mejorar en todo, en absolutamente todo. Era la primera vez en coche, con copiloto, había muchísimas cosas nuevas. Yo creo que entendimos bastante bien la carrera, y que la experiencia de los dos en moto nos ayudó bastante. Al final, de cómo empecé el Dakar, a cómo lo acabé, todo fue muy diferente, sobre todo, el ritmo. Y espero también aplicar lo aprendido en dos temporadas en la Extreme E. Espero poder poner lo aprendido en la carrera, que como te digo, no es una sola cosa: es conducción, puesta a punto del coche, muchos detalles…”

El Astara 01 Concept es muy distinto a todo lo que habías pilotado, ¿qué sensaciones tuviste al probarlo por primera vez?

“Quizás al principio, mi mayor duda eran las dunas. Porque es un coche de tracción trasera y la tracción 4X4 te facilita mucho las cosas en las dunas. Pero me sorprendió. Yo creo que es un poco cambiar la filosofía y la mentalidad. Tienes que dejar correr más el coche, no pararlo tanto. Es verdad que creo que habrá más estrés en las dunas, porque el coche tiene menos visibilidad y te permite pocos errores, pero en general es un coche con muchas más prestaciones que el año pasado. En las zonas rápidas creo que se podrá correr mucho más; y en las zonas de piedras sufriremos menos pinchazos. También me gusta que es un coche duro, que normalmente no suele tener problemas. Habrá que vigilar un poco en las dunas y adaptarse, pero creo que vamos a poder llevar un ritmo mucho más alto”.

laia sanz_rallye dakar_astara_2
laia sanz_rallye dakar_astara_2

El Astara Team ha innovado con una fórmula sostenible para competir al máximo nivel gracias al uso del e-fuel, ¿crees que este tipo de combustible puede ser el futuro?  

“El mundo va hacia un mayor respeto al medio ambiente, intentar contaminar lo menos posible. En otro tipo de campeonatos, quizá sea más fácil introducir un coche híbrido o eléctrico, pero para el Dakar la propuesta de Astara es una muy buena solución. El e-fuel nos permite hacer etapas largas, con buenas prestaciones, sin hacer cambios en los coches y con la mínimo huella de carbono. Además, que al final también en cuanto a costes, es una cosa bastante asequible. Correr con un coche alimentado con e-fuel es una alternativa muy interesante, porque no exige cambiar ni la mecánica ni el tipo de motor. Y, para el público general, adaptar todo el parque móvil a una nueva tecnología es algo que puede llevar mucho, mucho tiempo. Utilizándolo en el Dakar demostramos que es perfectamente viable para cualquier uso”.

¿Qué te parece el recorrido del Dakar de este año?

“Yo creo que será un Dakar más duro, cada año lo dicen, pero este año sí lo será por varios motivos. El primero, porque hay más kilómetros de etapa y eso siempre endurece la carrera. Otro: no parar en el refueling, que es algo que te permitía comer algo, beber, ir al baño… Ahora sí será un poco más incómodo. Además, el no poder hidratarte o comer tan bien endurece físicamente la carrera. Psicológicamente también será más complicado, porque no sabrás calcular tan bien si estás llevando un ritmo bueno o no, porque normalmente en los refueling siempre veías cómo estaba yendo la carrera. También los últimos días, con muchas dunas, serán duros. Creo que va a ser un Dakar más “Dakariano”. Y a mí me gusta, a priori, porque creo que el Dakar tiene que ser así, tienen que pasar muchas cosas. No tiene que ser tan al sprint como los últimos años”.

¿Cuál es tu objetivo en este Dakar 2023?

“Es difícil marcar un objetivo, porque empiezas a ver todos los T1 plus que hay, el nivelazo tanto de pilotos como de coches, y es complicado decidir una posición. Pero después de la experiencia del año pasado y el cambio de coche, el objetivo será intentar estar entre los quince primeros. Creo que es muy complicado, pero se puede hacer. Debemos revisar los fallos que cometimos el año pasado, como quizás pecar un poco de conservadores en la prólogo, que nos retrasó muchísimo toda la primera semana con esas posiciones de salida. Creo que en eso tendremos que ser un poco más listos y empezar un poco más despiertos desde el inicio y luego intentar evitar los fallos en las enganchadas. Yo creo que llevamos un ritmo constante, y con lo que hemos mejorado creo que podemos conseguirlo”.

“El objetivo es intentar estar entre los quince primeros”