viernes. 21.06.2024

El equipo Toyota Gazoo Racing World Rally Team está preparado para enfrentar el desafío épico del Safari Rally en Kenia de este fin de semana, ya que el evento icónico regresa al Campeonato Mundial de Rallyes de la FIA por primera vez en casi 20 años. El rallye marca el debut en el continente africano del Toyota Yaris WRC, que actualmente lidera los campeonatos de constructores y de pilotos tras ganar cuatro de las cinco primeras pruebas de 2021.

Aunque apareció por última vez en el WRC en 2002, el Safari tiene un estatus legendario en el automovilismo. Históricamente, la carrera contó con etapas increíblemente largas en carreteras que aún estaban abiertas al público pero, para su regreso, se ejecutará en carreteras cerradas con un formato similar a otras pruebas modernas del WRC. Aún así, la expectativa es un evento exigente sobre pistas ásperas y rocosas, con la posibilidad de que las fuertes lluvias transformen la superficie seca y polvorienta en barro profundo. Al desafío se suma el hecho de que las regulaciones prohíben las pruebas fuera de Europa, y Toyota, en cambio, utilizó una prueba reciente en España para tratar de prepararse lo mejor posible para lo que vendrá en Kenia.

El rallye comenzará el jueves a la hora del almuerzo desde la capital Nairobi, con una súper especial cercana en Kasarani para dar inicio a la acción competitiva. El resto del evento tiene lugar más cerca del parque de asistencia a orillas del lago Naivasha, a unos 100 kilómetros al noroeste. El viernes se compone de tres especiales al sur del lago, todas con dos pasadas, antes de moverse más al norte el sábado a las carreteras alrededor del lago Elmenteita para realizar otras tres pruebas repetidas. El rallye termina el domingo con un total de cinco especiales alrededor de Naivasha.

El rallye en África será un nuevo desafío para todos los pilotos del equipo, incluido el siete veces campeón del mundo Sébastien Ogier, que lidera el campeonato por 11 puntos sobre su compañero de equipo Elfyn Evans después de ganar la última carrera en Cerdeña. El sexto en los puntos es el piloto más joven del equipo, Kalle Rovanperä, mientras que Takamoto Katsuta volverá a estar en acción en un cuarto Yaris WRC como parte del programa TGR WRC Challenge.

Jari-Matti Latvala (director del equipo), comentaba al respecto: “Es fantástico que el Safari Rally y Kenia regresen al WRC. El rallye será muy diferente a como era antes, cuando conducían en carreteras abiertas y usaban helicópteros para advertir a las tripulaciones sobre el tráfico que se aproximaba, pero aún esperamos enfrentar algunos nuevos desafíos. El Safari solía ser el evento más difícil del WRC, y aunque no sabemos exactamente cómo serán las carreteras, tenemos que prepararnos para que sea un rallye muy duro para los coches. Es un territorio nuevo para nosotros como equipo y para todos los pilotos actuales y es muy emocionante”.

El Toyota Yaris WRC afronta otro "nuevo" desafío en el regreso de África