sábado. 02.07.2022

Uno de los pilotos más polifacéticos (compite en rallyes, montaña y autocross) con más proyección en el automovilismo asturiano, y querido tanto por aficionados como por el resto de participantes, es Alberto Redondo. Nacido en Pruneda (Nava), hace 29 años su ocupación profesional es palista. En cuanto a las aficiones, el automovilismo y todo lo vinculado a él le ocupa el tiempo libre, y para desplazarse utiliza un Volkswagen Passat.

¿Cómo te iniciaste en el automovilismo?

Empecé en el 2001, ya llevaba muchos años con Alberto Montes y la familia haciéndole la asistencia, y cuando conseguí un poco de dinero para comprar el primer coche me inicié. Fue con el AX GTI que tenía la familia Montes.

Trayectoria hasta el momento.

El primer año corrí dos o tres rallyes y alguna subida de montaña. En el 2002 seguí con el mismo coche e hice un AX de autocross. En el 2003 vendí el AX de autocross y compré el Saxo de montaña, y seguimos haciendo rallyes con el AX GTI. En el 2004 vendí el AX y el Saxo, compré el Ibiza e hice el Saxo de autocross, y para el 2005 vendí el Ibiza y compré el Saxo de la Copa y sigo con el de autocross.

¿Con qué medios contabas en la primera carrera?

Con lo que me ayudaban los amigos y poco más.

¿Qué meta te has fijado?

Correr mientras pueda y me siga ayudando alguien. El año pasado corrí cerca de treinta carreras, este serán bastantes menos.

¿Has realizado cursos de conducción?

Ninguno.

¿A cuantas puertas has llamado solicitando patrocinio?

Cada vez a menos, porque entre que yo no me atrevo mucho y cada vez que llamo no suelen aportar nada. Todo lo que llevo es por mediación de amigos.

Los patrocinadores que ahora tienes, ¿te cubren los gastos de las carreras?

No, hubo años que me cubrían la mitad, otros años menos, y lo que tenía para este año, ya está gastado.

¿Qué presupuesto necesitas para una temporada?

En autocross, teniendo el coche montado, poco, si no tienes problemas con 1.000 euros haces todo el año, y en asfalto sobre 1.000 euros por rallye. El año pasado andaría sobre los 10.000 euros, eso sin contar el vehículo.

¿Qué vehículo es el que ahora tienes?

El Saxo y el de autocross.

¿Conservas alguno de los anteriores?

No, hay que ir vendiendo para recuperar.

¿Qué coche te gustaría pilotar?

Me hubiera gustado probar el Lancia que tuvo Bernardo, el último, fue un coche que siempre me impresionó lo que andaba. También el Mitsubishi de Jorge López.

¿Te gustaría volcarte más en esta especialidad o quisieras cambiar a otra?

Tuvimos oportunidad de haber probado a hacer alguna copa del regional pero, por el tiempo y por el dinero, no pudo ser. Yo creo que las copas están montadas para gente que tenga dinero, para que les salga más barato. Los que tienen poco presupuesto como yo, en una Copa al final acaban perdiendo dinero para poder estar arriba.

¿Cuál es la prueba que te trae mejores recuerdos?

Los rallyes que hice el año pasado, todos, porque era la primera vez que corríamos con ese coche e hicimos una temporada bastante buena.

¿Y peores?

Cuando me rompió el motor en el Fito del Saxo de montaña, y que estaba haciendo una buena subida.

¿El automovilismo te trajo buenos amigos?

Si, muy buenos.

¿Y enemigos?

Que yo sepa no.

¿En algún momento te has planteado dejar esta afición?

Muchas veces, lo que pasa que no puedo, no tengo valor para dejarlo. Mientras que pueda ir corriendo algo creo que seguiré.

¿Te has hecho daño alguna vez?

Ninguna, siempre por el lado derecho, el lado del copiloto.

¿En caso de duda a la hora de elección de neumáticos con quien consultas?

Suelo ser yo y sino con la asistencia.

¿Cuándo empiezas una carrera llevas un planteamiento previo o improvisas sobre la marcha?

Va surgiendo sobre la marcha, no llevamos un planteamiento.

¿Cómo elegiste a tu copiloto?

Nos conocíamos de siempre y antes de tener el coche lo había hablado con el así en plan de comedia. Cuando compré el coche se lo dije y dudó un poco, pero al final dijo que si. Aprendimos juntos, una lección rápida que nos dio Alberto Montes y venga

¿Cómo lo describirías?

Es muy frío, muy ordenado y le gusta mucho lo que hace.

¿Te gustaría llevar alguno en especial?

No, con el que tengo estoy contento, corrió Paloma conmigo tres rallyes y también muy a gusto como me cantaba. Yo con que me cante lo que le digo y que no pase miedo me vale.

Si tiene algún fallo ¿os enfadáis?

No, reñimos algo, pero muy poco.

¿Cuántas pasadas de reconocimiento necesitas dar a un tramo cronometrado?

Ahora que ya tenemos todos los rallyes entrenados de tres a cinco pasadas, y en rallyes que sean nuevos sobre seis u ocho.

¿Y a una prueba de montaña?

Depende de la subida, si es el primer año hay que dar 10 ó 15 pasadas, porque si es como el Fito, que me costó mucho trabajo entrenarla igual hay que dar 20 ó 30, pero después de que la conozco hay veces que doy tres, depende.

¿Prefieres las pruebas largas o cortas?

Sobre 10, 12 kilómetros aproximadamente.

¿Qué tramo te gusta más?

Los tramos rotos tipo Francos, Llamas de Mouro, o el del rallysprint del Viso. En montaña Bimenes y Riego de Ambrós, en Ponferrada. Los tramos de autocross son guapos pero algo peligrosos y en circuitos me gustan todos pero sobre todo el de Arteixo, porque está a otro nivel, con muy buen firme.

¿Y menos?

Miravalles, porque nunca se me dio bien y le tengo manía. Vamos a entrenar y le damos tres pasadas y ya digo: venga, vamos de aquí que ya está todo entrenado, y cuando corremos tiene zonas muy iguales y me pierdo mucho.

En montaña, Santo Emiliano, porque es para coches de potencia, con un coche como el que tenemos nosotros te duermes.

¿En caso de abandonar una carrera, cuando prefieres hacerlo al principio o al final?

No me gusta abandonar, pero en el caso de hacerlo, al principio que es menos gasto.

¿Te gusta la noche para correr?

Corrí poco pero si me gusta.

¿El agua… y la niebla?

Cuando está mojado y llevando ruedas buenas de agua me encuentro a gusto, con niebla solo corrí este año en Tineo y bastante bien.

¿Te preocupa que te doblen en un tramo cronometrado?

Este año me cogió Arias en un tramo de Avilés pero son cosas que pasan, llevaba tres pasadas y era el tramo de casa de él y me cogió, llegamos a meta a la vez, pero tampoco pasa nada. En rallyes normales no suele pasar.

¿Te asusta el público?

A veces lo pienso y si, pero cuando vas corriendo tampoco te das mucha cuenta.

¿Qué ambiente encuentras con el resto de participantes?

Bastante bueno, siempre cada uno tiene su grupo de amigos y con la gente que estás, pero me llevo bastante bien con todo el mundo.

En autocross es donde mejor ambiente hay, aunque surja alguna pelea siempre cuando vas a correr alguna carrera fuera van todos juntos.

¿Abandonarías por dejar una pieza a otro participante?

Depende de la situación que fuera, si yo no me jugara nada y a él hiciera falta, y fuera un amigo mío, pues si.

Alguna vez, en carrera ¿has necesitado algo y al pedírselo a uno de los participantes te lo negó?

Creo que nunca pedí nada, pero si lo pedí alguna vez me lo dejaron.

¿Reclamarías a otro participante?

Si corriera una Copa monomarca y supiera que alguien fuera ilegal si.

¿Quién te hace las asistencias?

La familia Montes y Alejandro Suárez.

¿Y el mantenimiento del vehículo?

La familia Montes, que me cuidan como si fuera de ellos.

¿Qué cambiarías en el automovilismo?

Los costes principalmente. Ahora con el boom que hay de Fernando Alonso y todavía nadie se vuelca más con el automovilismo en Asturias. Creo que las empresas del automóvil igual se podrían involucrar un poco más en ayudar a los pilotos y a las escuderías.

¿Qué opinión te merece la federación?

Ahora mismo muy mala.

¿Y los organizadores?

Me llevo mejor con los organizadores humildes que con los grandes, creo que los grandes miran demasiado para ellos.

¿Qué opina tu familia de esta afición?

La que peor lo pasa es mi madre, pero ahora ya está acostumbrada. No me dicen nada, saben que me gusta. Suelen ir a las carreras pero si lo dejara ahora mismo no les daría más.

¿Y en el trabajo?

Bien, los compañeros cada vez que voy a correr me preguntan, aparte el jefe, que me ayuda bastante y me deja todos los días necesarios para ir a entrenar.

¿Conservas los trofeos?

La mayoría si, pero ya los empiezo a regalar porque tengo a la jefa que riñe bastante.

¿Te queda algún proyecto que te hubiese gustado hacer y no hayas podido?

Me gustaría correr un rallye de tierra del Campeonato de España, más que nada por probar, aunque fuera con cualquier coche, como estoy acostumbrado al autocross, me gusta bastante.

Cita alguna persona de la que hayas recibido un apoyo especial.

Recibí de muchas personas pero así especial de Juan Camblor y su familia, que son mis jefes y los que me dan días libres y me ayudan económicamente, también de la familia Montes y Alejandro Suárez, de Pruneda, al igual que de la gente de Bimenes Motorsport.

¿Cómo ves al aficionado?

En Asturias muy bueno y creo que en toda la zona norte, que es lo que más conozco. Siempre hay algún "descarriado" por ahí pero lo normal.

Un consejo para los que quieran empezar.

El karting no lo conozco, pero para la gente joven creo que sería lo mejor, y sino el autocross, porque es un sitio bueno para empezar porque no se gasta dinero, y después que vaya poco a poco y que no piense que es llegar y ganar. Hay que dejar aconsejarse por gente que sabe, pero que no les coman mucho la cabeza y que no cuente ganar dinero.

 

Francisco Benavides Vega

Es todo afición y ganas, además de ser una persona muy afable. Tiene 27 años y ha nacido en Gijón, siendo su ocupación profesional la de gruísta. Le gusta mucho el esquí, la montaña y el ciclismo, que también le sirve para estar en forma en el mundo del motor.

¿Cómo te iniciaste en el automovilismo?

De aficionado y por Alberto que me ofreció correr de copiloto, empezó la cosa medio en broma y al final ahí estamos.

En 2003 corrí unos rallyes con Viti Pardeiro que quedó campeón del Desafío aquel año y corrí con Mota un rallysprint de Villablino. Este año estoy corriendo con un canario en el Desafío nacional. Fue por mediación de Diego Vallejo en un curso que hice, ya que este chaval quería un copiloto peninsular y Vallejo le dio mi número y empezamos en Canarias y después Santander.

¿Qué meta te has fijado y que proyectos tienes?

Me gustaría correr a nivel mundial pero claro eso es el sueño de casi todos, aunque una meta a menos nivel sería vivir de esto, dedicarme a tiempo total, como por ejemplo Romaní o Marc Martí.

¿Cuál es la prueba que te trae mejores recuerdos?

El Rallye de Cangas 2003 con Viti cuando ganamos el Desafío, los rallyes de la Manzana y la Sidra, que es en el que debutamos y que era por casa.

¿Y peores?

El abandono del Rallysprint de Grado del año pasado. El abandono del Príncipe cuando corrí con Viti… los abandonos.

¿El automovilismo te ha proporcionado buenos amigos?

Si, muy buenos.

¿Y enemigos?

Que yo sepa no, seguro que hay alguien a quien no le caiga bien, pero yo procuro llevarme bien con todo el mundo.

¿Cuándo empiezas una carrera llevas un planteamiento previo o improvisas sobre la marcha?

Controlo un poco en que situación estamos con respecto al resto de participantes y luego según surja, porque a veces puedes tener sorpresas positivas o negativas.

Describe a tu piloto.

Muy bueno como piloto, muy buena persona, serio y aunque parece que es un poco malhumorado es muy buena gente y me gusta mucho como conduce.

¿Te gustaría llevar alguno en especial?

Carlos Sainz me parece el mejor piloto de rallyes que hubo en la historia, pero como persona creo que es bastante repugnante. Puede ser muy buen piloto pero luego igual la relación no es buena y yo creo que eso es más importante que lo deportivo.

Si tiene algún fallo ¿os enfadáis?

Si, yo me enfado, pero son enfados momentáneos.

¿Cuántas pasadas de reconocimiento necesitas dar a un tramo cronometrado?

Más que pasadas es que me expliquen bien las notas, es decir, lo que quieren ellos, y luego ya en la primera pasada si comprendiste bien las notas puedes ir bien, no necesitas muchas pasadas. Creo que las pasadas son más para el piloto que para el copiloto.

¿Qué prefieres las pruebas largas o las cortas?

Largas, los tramos largos, aunque a veces se las traen.

¿Qué tramo te gusta más?

Me gustó mucho el segundo tramo del segundo día del rallye que hicimos en Canarias, creo que se llamaba Yakarta, un tramo muy rápido y difícil de cantar, pero bonito, porque era todo igual y tenía muy seguidas las curvas que exigía mucho. En Asturias casi todos son bonitos.

¿Y menos?

Al contrario de lo que dice Alberto a mi Miravalles me gusta, pero fue un tramo que nunca se nos dio bien, no sé porqué, y sin embargo era un tramo que lo teníamos siempre matizado de notas, pero a final de tramo nunca hacíamos buen tiempo. Es un tramo que se nos atravesó siempre, aunque a mi me gusta.

¿En caso de abandonar una carrera, cuando prefieres hacerlo al principio o al final?

Al final, porque si es una prueba que nunca corriste es experiencia que coges.

¿Te gusta la noche para correr?

No, ni me gusta correr ni me gusta ir a ver un rallye de noche. Un tramo no me importa pero un rallye entero de noche no. Ni me gusta conducir de noche. La noche sólo para la fiesta.

¿Te asusta el público?

Muchas veces si, y lo hablo con los pilotos, me fijo bastante y me asusta, lo que pasa que como estás concentrado en lo que estás, pero si me asusta.

¿Qué ambiente encuentras con el resto de participantes?

Bien, entre los copilotos digamos que tenemos un mundo aparte, generalmente bien.

¿Has tenido alguna salida de carretera en la que te hayas hecho daño?

No, solo tuve con Alberto dos pequeños toques.

¿Qué cambiarías en el automovilismo?

Muchas cosas, sobre todo el aspecto económico y un poco también la fijación que tienen algunos medios de comunicación y ciertos sectores de la sociedad de tildarnos de locos.

¿Qué opinión te merece la federación?

Muy mala, muy mala… pero por muchas cosas aparte de lo económico, yo creo que, no solo ésta. No son realmente los representantes de los deportistas, como en otros deportes sucede. Todas las federaciones ayudan a los deportistas menos la de automovilismo.

¿Y los organizadores?

A mi me tocó organizar algo y es un trabajo un poco desagradable, pero bien, hay unos mejores y otros peores, pero por mi parte creo que los organizadores bastante bien.

¿Qué opina tu familia de esta afición?

Al principio, no estaban muy contentos, siguen no estando muy contentos, pero como ven que la cosa va para delante y no tuvimos ningún problema pues nada, lo llevan.

¿Te queda algún proyecto que hubieras querido hacer y no has podido?

El Campeonato de España, aunque ahora estoy empezándolo, pero es muy difícil, por el tiempo.

¿Y pilotar tu?

Me gusta mucho conducir pero yo creo que para piloto no valdría porque creo que hay que estar un "pelín" loco, y soy un poco "miedica" pero no me siento un piloto frustrado. En mi casa nunca me llevaron a ver un rallye y entonces me buscaba la vida por otro lado y andaba con gente mayor que yo. Con 15 años marchaba a Santander a ver el rallye y el de los mapas siempre era yo. Es decir a mi siempre me gustó mucho el saber por donde voy, por donde vengo y por donde paso. Entonces creo que estoy en el asiento que tengo que estar.

Si me gustaría a lo mejor algún día probar, hacer alguna carrera pequeña, pero tampoco me da mucho más.

Cita alguna persona de la que hayas recibido un apoyo especial.

El primero Alberto que es el que me lleva y me trae, con esto del nacional Diego Vallejo, para ser una persona que no conocía de nada se portó muy bien conmigo, y luego, copilotos que te van ayudando un poco, que te explican como es la cosa.

Un consejo para los que quieran empezar.

Lo primero de todo que te tiene que gustar mucho, lo segundo, procurar ser bastante organizado y lo tercero, valor y al toro. No tener miedo a decirle al piloto lo que piensas, incluso que el te diga a ti lo que piensa de ti, a la forma de trabajar en el coche. Y los cursillos también, aunque el mejor cursillo que hay es un rallye.

Alberto Redondo