domingo. 23.06.2024

El Citroën C3 R5, que ya ha logrado una victoria absoluta en el campeonato de Francia y dos podios en WRC2, buscará en Cerdeña aumentar su amplio palmarés. Esta vez el equipo oficial de la marca, compuesto por Stéphane Lefebvre–Gabin Moreau, estará secundado por Simone Tempestini–Sergiu Itu, ganadores del Citroën Ultimate Challenge 2017.

El Citroën C3 R5 está decido a consolidarse como la referencia de su categoría y para ello afronta los terrenos más exigentes del campeonato del mundo de rallys. Cerdeña es uno de ellos: sus caminos estrechos, bordeados de piedras salientes y con altas temperaturas, ponen a prueba a los hombres y las máquinas. Hay que tener un coche fiable y un pilotaje muy fino y preciso para lograr el éxito. Esa será la misión de Stéphane Lefebvre y Gabin Moreau, el equipo oficial de Citroën Racing, aún con los ecos de la primera y prometedora primera participación en tierra hace solo dos semanas en Portugal. En los alrededores de Oporto, Stéphane y Gabin, marcaron un scratch, y fueron líderes en dos ocasiones para acabar dando al C3 R5 un segundo podio (3º) consecutivo en WRC2, tras el segundo puesto logrado en Córcega por Yoann Bonato y Benjamin Boulloud. Con muchas esperanzas de un buen resultado, afrontan la tercera prueba de su programa, ello a pesar de que Stéphane no ha participado más que en una ocasión en la isla italiana (2015). Una participación que le permitió marcar un primer scratch en tierra en su incipiente carrera en WRC2. Para hacer que brille su última creación, Citroën Racing contará además en esta ocasión con Simone Tempestini, ganador del Citroën Ultimate Challenge 2017, en la que será la primera de sus tres participaciones (con Finlandia y Alemania) que tiene programadas al volante del C3 R5 . Esto es gracias al empeño de la marca hacia sus nuevos valores.

El C3 R5 afronta el desafío de Cerdeña